TR3SMANO

Donde el tiempo no existe y sólo importa el buen hacer

Cómo elaboramos nuestros vinos

La larga experiencia acumulada por Fernando Remírez de Ganuza y por Pedro Aibar les ha permitido entender las claves para conseguir un vino especial:

La tecnología es una gran herramienta que hay que saber manejar para hacer un gran vino. Pero no es por sí sola lo que hace a un vino grande.

Nuestro saber hacer no se basa en seguir reglas fijas para la utilización de la tecnología en la elaboración ni en la crianza, sino en saber interpretar cómo usarla y adaptarnos a la calidad de cada añada según el potencial de la uva.

El uso acertado de las barricas de roble para completar la fermentación y maduración de los vinos es otro de los pasos complicados.

Contamos con un parque de 75% de barricas de roble francés, de diferentes maestros toneleros, y 25% de barricas de roble americano. Son nuevas o de hasta dos años. El tiempo de crianza en barricas depende siempre del vino, y nuevamente, no de una receta. La personalidad de Tr3smano está por encima de la propia de una tonelería o tipo de tostado.

De nuevo, una gran madera es una herramienta para hacer un gran vino, pero no lo es todo.

El paso decisivo consiste en tener la intuición y acierto para el vaciado de las barricas y embotellado del vino en el momento justo: cuando fruta, tiempo y madera han alcanzado ese equilibrio que esperas se fusione en un gran vino en la botella. Y ese punto se consigue acumulando las casi 70 vendimias que acumulan Fernando y Pedro en sus respectivas bodegas y regiones.